Recuerdo con cariño la experiencia con Tito

Hace quizá más de tres años que apareció un gatito a la puerta de la casa. Con el tiempo he sabido que se llama Tito, y que es un vecino del sexto. Me encantaba oírlo ronroneando a la misma frecuencia que el ventilador del Mac.  

En este blog del mundo observado, he borrado todas las entradas; respecto a Tito he de decir que me permitió observar el mundo con otros ojos de responsabilidad; es por eso que quizás Tito, de nombre igual que mi tío favorito, es simplemente el predecesor de Max, un perro gato que por él también se acomodaría en la mesa al lado del ventilador.

 Hoy es Año Nuevo, del 17, un lugar en un espacio y un tiempo para empezar los empieces y para finalizar las finalizaciones. Lo importante es la escritura y la comunicación, igual que el fuego, el amor si no se comunica, se apaga. (Cita requerida).

 

IMG03323-20130522-0837

Anuncios